No, los créditos no caducan nunca.

En resumen, nunca se pueden comprar demasiados créditos, ya que nunca caducan.

Cuanto más compre, menos pagará por crédito.
¿Este artículo te resultó útil?
Cancelar
¡Gracias!